ASILO

21/03/2020 Desactivado Por Pedro Agudo Novo

La llegada de extranjeros a nuestro país solicitantes de protección internacional ha experimentado en los últimos años una evolución exponencial que ha provocado el colapso de la OAR y provocado que muchas Brigadas de Extranjería hayan tenido que reubicar funcionarios policiales dedicados a otras funciones a cubrir la atención de las solicitudes de asilo.

Al mismo tiempo se ha convertido en un fenómeno social migratorio en nuestro país provocando largas colas ante las Comisarías de Policía, así como una repercusión mediática sin precedentes en el tratamiento del Asilo tanto de medios de comunicación como de ONGs.

La formación policial debe ser considerada de vital importancia, dado que entre las recomendaciones que realiza ACNUR en torno a los procedimientos de asilo se encuentra el que los estados miembros elaboren e impartan un programa obligatorio de formación especializada.

El trabajo en dependencias policiales debe ser un trabajo minucioso, realizado con la profesionalidad que requiere dicho trámite, y sabiendo que una labor minuciosa, cercana en la entrevista policial realizada a los solicitantes de asilo, facilitará la labor de los funcionarios pertenecientes a la OAR y encargados de proponer una resolución del mismo al Ministro del Interior.